Artículos

Apuntes acerca de ‘Arena’

Aunque siempre supe que mi decisión de hacer esta película tuvo su origen más allá de la simple voluntad de describir un mundo que ya había sido retratado muchas veces, tardé tiempo en darme cuenta qué era lo que realmente me motivó.

Günter Schawaiger: Director de cine

El documental “Arena”, dirigido por Günter Schawaiger, se estrenó en el año 2009 y fue presentado entre otros en el Festival de cine de Sevilla 2010.

Al final me di cuenta que fue sobre todo la curiosidad de poder descubrir la razones por las que me gusta tanto ir a los toros y por las que me fascina sobremanera la figura del torero.

Así empecé a investigar en la Escuela Taurina de Madrid, la ciudad en la que vivo desde hace tiempo. Intuía que conociendo a los chavales que aún hoy en el siglo XXI quieren enfrentarse a una fiera me podría dar alguna clave. El resultado fue más apasionante de lo que esperaba. Pero no sólo por los jóvenes toreros sino también por sus maestros, casi todos antiguas figuras del toreo que me introdujeron a un mundo lleno de códigos antiguos, de detalles valiosos, de gestos respetuosos. Fue allí donde entendí por primera vez que la enorme fuerza que emana de la liturgia de la lidia se fundamenta en la extremadamente sensible tarea de la transmisión de conocimiento y respeto entre maestro y alumno. Lo que se enseña es mucho más que técnica. Se traspasa una actitud precisa, un comportamiento codificado, una visión nítida de las cosas, una forma de observar el mundo desde la proximidad de la muerte. Gran parte de este conocimiento se traspasa como la sabiduría de las culturas antiguas, es decir sin necesidad de muchas palabras.

Así me di cuenta de que el torero se comunica más con la mirada, con el gesto, con la presencia. De la palabra, que tan fácilmente lleva al engaño, desconfía. Esa ausencia de palabras se concentra en una energía contenida que parece explotar en el encuentro con el toro en la plaza invadiendo a todos los que presencian el momento.

A partir de estas intensas semanas en la escuela me dejé llevar por los impulsos de la misma película y conocí a alguno de los últimos maletillas que siguen viajando por los pueblos de España en busca de una oportunidad. Conocí a Luis Bolívar y su cuadrilla, a Luis Álvarez, a Uceda, a Morante, a Castella, al entorno de José Tomás y a Jesús, un novillero de nueve años, lleno de fuerza y valor, que cuando habla de toros tiene un brillo en los ojos que hace estremecer.

Creo que todos ellos enriquecen la película con su espíritu, su fuerza y su generosidad. Pero también los pueblos de España, el anfiteatro de Nîmes, el color de Cali o la inocencia de Portugal.

Después de todo sigo sin entender muchas cosas pero ya me preocupo menos porque he entendido que el toreo, más que saber, es sentir.

Maestro y alumno

Maestro y alumno. Fotograma de la película "Arena"

test

Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura

Gobierno de España | Ministerio de Cultura